Noticias

Leche y Salud: Productos lácteos para mantener el corazón sano

Con tal de mantener el corazón sano y evitar el riesgo de padecer cardiopatía u otras enfermedades del corazón, es importante llevar a cabo una dieta saludable, que puede reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

De este modo, una dieta y estilo de vida saludable puede reducir el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón, un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular, así como otras afecciones que pueden conducir a padecer una enfermedad del corazón, como es el colesterol alto, la presión arterial alta y la obesidad.

Una dieta equilibrada también puede ayudar a prevenir otros problemas de salud crónicos como son la diabetes tipo 2, osteoporosis y algunos tipos de cáncer.

Los expertos de MedlinePlus exponen varias recomendaciones nutricionales que pueden ser beneficiosas para prevenir cardiopatías y otras afecciones que pueden afectar la salud de su corazón.

En el caso de personas que actualmente ya padecen alguna afección en el corazón, como puede ser una insuficiencia cardíaca u otros problemas de salud como diabetes, estos mismos profesionales aconsejan que hablen con su médico para que les recete la mejor dieta nutricional a seguir.

Lo más probable es que las personas que ya sufren alguna afección en el corazón tengan que aplicar algunas recomendaciones especiales para que su dieta sea favorable y compatible con la enfermedad.

A continuación, exponemos algunas de las recomendaciones de los expertos para mantener una dieta favorable para el corazón.

Comer frutas y verduras

Las frutas y las verduras son una parte esencial de la dieta saludable para el corazón. Los vegetales son buenas fuentes de fibra, vitaminas y minerales. Además, la gran mayoría de ellos tienen un contenido bajo en grasa, calorías, sodio y colesterol.

Los expertos de MedlinePlus recomiendan comer cinco o más porciones de frutas y verduras al día. Además, en el caso de las frutas, aseguran que son se obtiene más fruta comiendo el alimento entero que consumiéndolo en forma de zumo.

Consumo de granos

Para favorecer al corazón, debemos optar por escoger alimentos de granos integrales como el pan de trigo entero, cereales, galletas, pasta o arroz integral.

Los productos a base de granos suministran fibra, vitaminas, minerales y carbohidratos complejos par el cuerpo. Pero cuidado, ya que consumir de manera excesiva granos y especialmente alimentos de granos refinados, como pan blanco, pasta y productos horneados, puede causar aumento de peso y, por tanto, empeorar las enfermedades del corazón.

Los expertos aseguran, además, que es recomendable reducir los productos horneados que son ricos en grasa, como los panecillos de mantequilla, las galletas de queso, los croissants y las salsas en crema. También se deben evitar refrigerios empaquetados que contengan aceites parcialmente hidrogenados o grasas denominadas trans.

Consumo de proteína saludable

Las proteínas se deben adquirir mediante diferentes alimentos que las contengan. En una dieta favorable para el corazón son beneficiosos alimentos como la carne de res, la carne de ave, los mariscos, los guisantes secos, las lentejas, las nueces y los huevos se consideran buenas fuentes de proteína, vitaminas del complejo B, hierro y otras vitaminas y minerales.

Los productos lácteos y la leche también son buenas fuentes de proteína, calcio, vitaminas del complejo B niacina y riboflavina, y vitaminas A y D.

Desde MedlinePlus aseguran que es favorable consumir, al menos, 2 porciones de pescado bajo en mercurio a la semana. Además, respecto al tipo de cocción de los diferentes alimentos, es recomendable cocinar al vapor, hirviendo, horneando, asando a la parrilla o utilizando el microondas, y no es para nada beneficioso freír con abundante grasa.

Para el primer plato, se debe utilizar menos carne o alimentos sin carne, ya que podemos consumirla en el segundo plato. Las proteínas del primer plato pueden obtenerse de alimentos proteicos de origen vegetal en lugar de carne.

¿Son buenas las grasas, los aceites y el colesterol?

Algunos tipos de grasa son más saludables que otros. Para prevenir una enfermedad del corazón, una dieta alta en grasas saturadas y grasa trans no es nada beneficiosa, ya que causa acumulación de colesterol en las arterias y aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud graves. De este modo, se deben evitar o reducir los alimentos que sean ricos en estas grasas.

Por otro lado, las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas que provienen de fuentes vegetales pueden tener muchos beneficios para la salud.

Así, lo más recomendable para cuidar la salud del corazón es reducir los alimentos con muchas grasas saturadas, como la mantequilla, el queso, la leche entera, el helado, la crema ácida, la manteca de cerdo y las carnes grasas como el tocino. También debes saber que algunos aceites vegetales, como el aceite de coco, palma y palmiste, también contienen grasas saturadas.

Es recomendable reducir las grasas trans y evitar las grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas. Para evitar las grasas trans y, como consecuencia, evitar un aumento del colesterol malo, es recomendable reducir el consumo de alimentos fritos, productos comerciales horneados y margarinas duras.

Otras sugerencias para mantener un corazón saludable

Es importante reducir el consumo de sal, reducir la cantidad de alcohol en el cuerpo y hacer ejercicio regularmente. Por ejemplo, caminar 30 minutos al día puede traer muchos beneficios.

Además, los expertos aseguran que, hablar acerca de la alimentación más favorable para cada persona con un nutricionista puede ser lo más útil.

Estos mismos profesionales aseguran que la cantidad de calorías que se consumen debe equilibrarse con la cantidad de calorías que se gastan al día, con tal de mantener un peso corporal saludable. Un nutricionista o un médico puede ayudar a calcular la cantidad de calorías adecuada para cada persona.

 

Fuente: https://www.metrolibre.com/

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl