Noticias

Alza en los precios de los insumos agrícolas: ¿cuál es la explicación?

 

 

 

 

 

 

 

 

Una notoria alza en el valor de los insumos enfrentan los productores agrícolas. En la lechería el incremento ha alcanzado hasta 100% en varios casos, lo cual está generando un aumento de por lo menos 30% en los costos para obtener la materia prima. Este aumento afecta con mayor intensidad a los medianos y pequeños productores, especialmente a quienes además adelantaron la alimentación prevista para el invierno por la falta de lluvias. En la ganadería ocurre lo mismo, el alza en los precios de los alimentos (forraje) impulsó el precio de la carne, el que alcanzó sus máximos en septiembre.

 

LECHERÍA

El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) y de la Asociación de Productores de Leche de Osorno, Aproleche Osorno, Marcos Winkler, explicó que el alza que están asumiendo los productores locales alcanza un 30%, mientras que el valor del litro de leche solo subió 15%, por lo tanto, el aumento en los ingresos no ha sido suficiente para complementar todo el aumento de los costos.

“Definitivamente este año, tanto con la sequía otoñal, como por el aumento de costos y por la probabilidad de sequía primaveral, será muy complejo”, manifestó Winkler.

El presidente de Fedeleche detalló que entre los insumos que más han subido sus valores en los últimos meses se encuentran los fertilizantes, el maíz y la soya. “Los fertilizantes son elementos que todos los años tenemos que aplicar para que la pradera siga estando con fuerza y con buena producción, es un elemento vital de manejo ordinario del campo y el maíz es parte de la dieta de las vacas, un complemento”, explicó.

No obstante, pese a la dificultad actual, el timonel de Fedeleche aclaró que hay un buen mercado de vaquillas de reposición, las cuales tienen un muy buen precio, así como también los machos de lechería, por lo que de alguna manera esto ayuda a enfrentar la problemática.

 

CEREALES

Andreas Köbrich, secretario general de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (Sofo) precisa que el sector: “efectivamente está enfrentando un ciclo con precios de los insumos altos. Los fertilizantes están caros y han subido de forma sustantiva respecto a la temporada anterior”.

El precio del dólar, un comercio internacional más lento como consecuencia de las restricciones de movilidad en los puertos, el aumento en los precios de los fletes en pandemia, una menor oferta de fertilizantes y una demanda estable por alimentos ha empujado el precio de los cereales y con ello la de los insumos agrícolas.

“En esta alza de los precios de los insumos agrícolas, que en algunos casos también ha llegado al 100%, hay un efecto del dólar. La divisa norteamericana se mantiene firme y relativamente alta. En general, se debe entender que los fertilizantes que usamos en Chile son todos importados y nos abastecemos principalmente de dos tipos: nitrogenados y los fosforados”, aclara Köbrich.

Este escenario seguirá empujando el precio de los cereales. “Hoy día estamos con un precio muy firme, alto y se va a manejar en torno a esos niveles. Existe una cierta sensación de inseguridad en el abastecimiento de alimentos y cuando estamos en crisis sanitaria se hace más evidente. Eso también está empujando los precios de los alimentos”, finaliza.

 

LAS CAUSAS

Humberto Salas, académico Facultad de Administración y Negocios de la Facultad de la Universidad Autónoma de Chile, sostiene que los incrementos en la demanda mundial de materias primas, hace que grandes productores a nivel global presionen al alza de los precios internacionales de insumos utilizados para la alimentación de ganado, del propio alimento y así también de la mecanización y tecnología utilizada para la producción de carne y leche. Este fenómeno -explica- no es exclusivo de esta industria, es generalizado y se suma el mayor costo asociado a las cadenas de suministro, logística y transporte.

Salas agrega que como es lógico, un incremento en los costos promedio de producción afecta claramente a la oferta en estos rubros y, en consecuencia, este mayor costo de producir se traspasa a los precios finales, afirma.

“Lo complejo es este caso es que se trata de bienes de primera necesidad para los consumidores como son los alimentos”, dice.

El precio de los insumos depende de varios factores. Uno de ellos es el tipo de cambio (o precio del dólar que ya sobrepasa los $800). “Cuando el insumo es importado, por ejemplo fertilizantes, algunas materias primas necesarias para la producción de alimentos verán su precio afectado. En el último tiempo el precio del dólar ha subido, lo que sin lugar a dudas es uno de los factores que explican el alza de precios de los insumos”, asevera.

Otro factor es la menor oferta de insumos que puede estar relacionado a la pandemia. La pandemia ha generado que muchas empresas reduzcan su capacidad de producción, lo que indice en una menor oferta de insumos, y ello presiona a un alza en los precios.

 

FACTOR DÓLAR

El aumento del precio del dólar ha sido una constante en el mercado nacional. Por un lado, esta alza repercute en el precio de los insumos agrícolas (nuestro país es importador), pero, por otro genera un incremento en el precio de los alimentos (cereales, carne, leche) que se producen en la zona sur. ¿Hacia donde se inclina la balanza?

Ya lo decía el presidente de Fedeleche, en lo que va del año el costo de la producción de leche ha subido un 30%, mientras que este alimento propiamente tal, solo el 15%.

En este contexto, Humberto Salas, advierte que el equilibrio entre los costos de la producción y el margen de utilidad a favor del productor dependerá de las estructuras de costo, capacidad instalada y competitividad que tenga cada productor. Por lo general, dice, quienes pueden generar economías de escala en su producción como son las empresas más grandes, pueden mantener flujos operacionales equilibrados, toda vez que por un lado es más caro producir, pero por otro la producción generada tiene un mayor precio dado el tipo de cambio, lo que favorece sus ingresos.

“Se debe considerar que también muchos insumos de producción, maquinaria, fertilizantes entre otros, también se pagan en moneda extranjera lo que encarece los costos. En este contexto, quien se ve más afectado es el pequeño productor, que no siempre tiene holgura financiera o logra optimizar costos”, afirma Salas.

Sobre este tema, el doctor Víctor Moreira, académico del Instituto de Economía Agraria de la Facultad de Ciencias Agrarias y Alimentarias de la Universidad Austral de Chile, el aumento del precio del dólar, incrementa el precio de los alimentos importados, lo que también impacta el precio de la producción nacional.

“Este mayor aumento en los precios de los alimentos ayuda a compensar el aumento de precios en los insumos. En resumen, el efecto final va a depender de la magnitud del incremento de los precios de los alimentos, en comparación a lo que varían los precios de los insumos. Finalmente, el margen dependerá de cada empresa/rubro según la estructura productiva, administrativa, etc.”, argumenta.

 

PROYECCIONES

Según precisa Humberto Salas dada la alta demanda de materias primas e insumos a nivel global, generada por las grandes economías producto de la reactivación económica gradual es posible vislumbrar que los precios de este tipo de productos se mantendrán en estos niveles.

Para Moreira hacer una proyección en el precio de los insumos es complejo. Esto porque en esta época -explica- hay un alza natural en la demanda de insumos por el incremento en la actividad productiva, lo que presiona los precios de los insumos al alza (por una mayor demanda). Adicionalmente, recalca que no se espera que el precio del dólar baje en el corto plazo, lo que favorece a mantener los precios de los insumos en un valor al alza.

Fuente: http://www.camposureno.cl/

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl