Ven opciones en Chile para productores estadounidenses

Las exportaciones de productos lácteos estadounidenses se han convertido en un factor importante para mantener fuertes los precios de la leche y los productos lácteos estadounidenses.

El año pasado, la industria láctea estadounidense envió productos lácteos por valor de 6.500 millones de dólares a destinos de todo el mundo, entre ellos Chile. Las exportaciones de productos lácteos estadounidenses al pequeño país sudamericano se han triplicado en la última década, alcanzando los 69,4 millones de libras valoradas en 86,8 millones de dólares el año pasado, según el Sistema Mundial de Comercio Agrícola (AGCS) del USDA.

"Puede que Chile no sea el primer país que viene a la mente cuando la gente piensa en el aumento de la demanda mundial de productos lácteos, pero el país ha ofrecido una oportunidad sustancial y creciente a los exportadores de productos lácteos estadounidenses en los últimos años", dice Monica Ganley, analista del Daily Dairy Report y directora de Quarterra, una consultora en Buenos Aires. "La dieta cambiante de los chilenos, que incluye un creciente apetito por la pizza, ha aumentado la demanda de queso importado, particularmente mozzarella y queso crema".

Según datos del AGCS, la creciente demanda de queso ha impulsado la mayor parte del aumento de las exportaciones lácteas estadounidenses a Chile, pero las exportaciones de leche seca sin grasa/leche descremada en polvo (NDM/SMP) y suero de leche también han estado aumentando. En 2010, los exportadores estadounidenses enviaron sólo 4,4 millones de libras de queso a Chile. En 2020, las exportaciones de queso habían crecido a 24,6 millones de libras. En el mismo período, las exportaciones de NDM/SMP al país aumentaron a una tasa anual del 13,7 por ciento, mientras que las exportaciones anuales de suero de leche se expandieron a una tasa del 3,5 por ciento, respectivamente.

"Chile no es un país particularmente poblado ,unos 19 millones de personas, pero su crecimiento macroeconómico ha ayudado a apoyar un aumento sostenido de la demanda de productos lácteos importados. El producto interno bruto (PIB) de Chile generalmente se ha expandido más rápido que el de América Latina en su conjunto en los últimos 10 años, y el país cuenta con el PIB per cápita más alto de América del Sur".

La estabilidad económica, el aumento de los ingresos y el cambio de dietas en Chile han atraído cada vez más a las cadenas de restaurantes estadounidenses al país, incluyendo Johnny Rockets, Applebees y el Hard Rock Café. Si bien los productos lácteos se han utilizado durante mucho tiempo en la cocina tradicional chilena, una creciente preferencia por los alimentos no tradicionales ha acelerado la demanda.

"Los productos estadounidenses también se han beneficiado de un halo aspiracional, ya que los chilenos generalmente los consideran de calidad superior y altamente deseables", dice Ganley. "Es probable que Chile siga ofreciendo oportunidades a los proveedores de productos lácteos estadounidenses en el futuro".

Sin embargo, los exportadores estadounidenses seguirán enfrentándose a una feroz competencia de otros proveedores mundiales, incluidos Nueva Zelanda, Europa y otros países de América del Sur. "A pesar de que las exportaciones estadounidenses a Chile crecieron más de un 150% entre 2015 y 2020 en términos absolutos, la participación estadounidense en las importaciones totales de productos lácteos chilenos disminuyó del 27,1% al 23,3%, compensada principalmente por el aumento de los envíos de la Unión Europea y la vecina Argentina", agregó Ganley.

Sin embargo, a medida que la pandemia disminuye, se espera que Chile siga aumentando las importaciones de productos lácteos, y los exportadores de productos lácteos estadounidenses ahora tienen al país directamente en su punto de mira.

Fuente: https://www.dairyherd.com/