La leche, un ingrediente infalible

El 1 de junio se celebró el Día Mundial de la Leche, fecha proclamada por la ONU para la Agricultura y la Alimentación, con el objeto de rememorar sus muchos beneficios. “No solo contiene proteínas de alto valor biológico, sino también vitaminas y minerales imprescindibles para la nutrición. Debido a sus nutrientes, contribuye al adecuado crecimiento y desarrollo del ser humano”, reza el portal del Ministerio de Salud Pública.

Huesos y dientes son solo algunos de los beneficiados; la leche contiene proteínas, calcio y las vitaminas A y D, así como algunas del grupo B como la B1, B2, B12, esenciales para el correcto funcionamiento cognitivo, alivio del estrés, entre otros.

Presentaciones y usos

La oferta en el mercado es gigante y bastante inclusiva; hoy en día se consigue leche entera, semidescremada, descremada, deslactosada, fortificada, etcétera, y además viene líquida, crema o en polvo, y en todo tipo de envases. Elegir la adecuada para cada uno dependerá del gusto y la función que se le vaya a dar. En la cocina tiene usos tanto para lo dulce como para lo salado. Es la base de la tan útil salsa blanca, queda genial en sopas y cremas, flanes, helados y otros postres como el delicioso arroz con leche. No es complicado utilizar, pero sí requiere de mucha atención, ya que si no se cuida, puede quemarse o cortarse.

Este ingrediente básico también es muy fácil de usar en batidos y los más novedosos y extraños cafés o chocolatadas gourmet. En definitiva, se trata de un elemento que no puede faltar en la cocina durante todo el año y a cualquier edad. Una forma fácil y agradable de incluirla en la dieta de los chicos y adultos mayores es por medio de los batidos o milkshakes que se pueden saborizar de muchas maneras.

Revisar recetario AQUÍ

Fuente: https://www.abc.com.py/