Leche de vaca especializada contra el COVID-19

Aunque parezca una idea descabellada, realmente existe la posibilidad de que tomar un determinado tipo de leche bovina nos ayude a hacerle frente al SARS-CoV-2. Para ahondar en la idea, los investigadores Antonio Arenas, Carmen Borge, Alfonso Carbonero, Ignacio Garcia-Bocanegra, David Cano-Terriza, Javier Caballero y Antonio Arenas-Montes publicaron un estudio en Frontier in Immunology.

Dentro de su escrito, se revelan parte de los datos que han recopilado durante su investigación –que incluso ahora permanece activa–. Ha sido con ellos que los científicos del departamento de sanidad animal, de la Universidad de Córdoba, en España, han podido explicar la relación entre el contenido de la leche de vaca y la posible fortaleza de nuestro sistema inmunológico.

“Inmunidad cruzada”

Ese ha sido el nombre con el que se identifica el concepto que le dio potencia a toda la investigación. Básicamente, implica que una especie animal puede transmitir anticuerpos útiles a otra si los virus que afectan a ambas son lo suficientemente similares.

Para el caso actual, sabemos que el SARS-CoV-2 tiene su pariente más cercano en el SARS-CoV. Sin embargo, ese no es el único coronavirus con el que está relacionado estrechamente. De hecho, también ha demostrado ser particularmente cercano con el BCoV (coronavirus bovino) ya que ambos pertenecen a la categoría de betacoronavirus.

Por ende, los anticuerpos contra el BCoV generados por las vacas, podrían ser de utilidad para el sistema inmunológico humano. De allí que haya nacido la idea de intentar obtener dicha protección extra contra el COVID-19 a través de las leche de vaca.

Claramente, no todos los productos lácteos bovinos contienen los anticuerpos necesarios para enfrentar al BCoV. En su estudio, los investigadores aclararon que la presencia más fuerte y útil de ellos estuvo específicamente en las vacas que habían sido vacunadas contra el coronavirus bovino.

Además, a pesar de que sus biocomponentes altamente protectores contra infecciones siempre estaban presentes, sus mejores niveles solo hacían presencia durante momentos específicos. Específicamente, para el actual caso, la mayor producción de anticuerpos se producía justo luego del parto.

En el calostro (como se le dice a la primera leche que reciben los bebés luego de nacer) se encontraba la mayor concentración de anticuerpos contra el BCoV. Los autores del estudio tomaron muestras cuidadosamente seleccionadas de dicha leche de vaca y las administraron a 300 voluntarios, hasta la fecha, ninguno ha presentado síntomas de COVID-19.

¿Un método alternativo para alcanzar la inmunidad?

No se puede decir bajo ningún respecto que la leche de vaca sea una alternativa a las vacunas contra el COVID-19. Actualmente, la única forma segura y efectiva de protegernos contra el coronavirus es a través de la vacunación.

Sin embargo, las observaciones actuales de los científicos han mostrado el posible papel de apoyo que puede tener la leche bovina. Aunque ella no sea una protección total en sí, el ingresar anticuerpos capaces de reconocer y atacar al SARS-CoV-2 podría ser una nueva capa de protección para evitar el contagio o el desarrollo de un caso grave.

Referencias:

Bovine Coronavirus Immune Milk Against COVID-19: https://doi.org/10.3389/fimmu.2021.637152

Fuente: https://www.tekcrispy.com/2021/06/03/tomar-leche-vaca-ayudara-combatir-covi/