Una estrategia para rentabilizar la crianza de machos de lechería

En los últimos años cada vez más productores están probando un sistema de crianza de machos de lechería –que suelen venderse a muy bajo precio o regalarse- desarrollado por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral que, a través de una estrategia de crecimiento lineal, permite lograr novillos terminados entre 18 y 22 meses de edad (dependiendo de la época de nacimiento), con ganancias de peso diario de 0,90 kg, desde el nacimiento hasta la faena, y carne de alta calidad.

'Normalmente, el proceso completo se hace en 24 meses, pero con este sistema logramos hacerlo en 18 meses', afirma Mauricio Helmrich, productor de leche y de carne, que ha participado del sistema.

Según Emilio Martínez, académico del Instituto de Ciencia Animal de la Universidad Austral de Chile y líder del proyecto, este modelo transforma la crianza en una opción rentable y 'permite salvaguardar a los machos de lechería que cumplen un rol fundamental para el desarrollo de la industria de la carne'.

 

Desde el primer día

La estrategia considera un protocolo de manejos nutricionales y de cuidados en las distintas etapas de desarrollo de los machos de lechería, es decir, cría, recría y engorda, dependiendo de su época de nacimiento (otoño o primavera).

'Hay que tener claro que esto no es una receta, sino que una estrategia que se debe adecuar a partir de las características de cada predio lechero y de la realidad del productor engordero', indica Emilio Martínez.

Según el Manual de Producción de Machos de Lechería de la Universidad Austral, los primeros seis meses de vida del ternero son fundamentales para lograr un buen producto final, debido a que en ese período los animales tienen una mayor eficiencia de conversión alimentaria y un crecimiento exponencial basado en formación de esqueleto, musculatura y número de adipocitos, que tiene directa relación con la calidad de la carne que se logra.

Por lo mismo la estrategia considera cuidados desde que el ternero nace y que incluyen reemplazar los concentrados tradicionales de iniciación y crecimiento por Vitulus, un alimento desarrollado por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile con apoyo del Programa FIC del Gobierno de Los Ríos y su consejo regional.

Además, se recomienda un integral de los animales en esta fase, incluyendo un adecuado plan sanitario. La idea es llegar al proceso de recría con un animal de 6 meses con 180 0 200 kilos.

 

Recría y engorda

En la recría la estrategia se enfoca en optimizar el manejo del pastoreo, con el fin de hacer la mejor utilización del forraje, y aumentar el crecimiento de los animales en virtud de su edad. Y en el caso de que la disponibilidad y calidad de la pradera no sea la óptima lo idean es considerar una buena suplementación con ensilaje de pradera y utilizar suplementación estratégica, lo que permitirá mantener el crecimiento constante que incluso pueden llegar a una ganancia de 600 grmos diarios en verano. En otoño e invierno, la estrategia nutricional dependerá del potencial de carga animal que tenga cada predio.

En primavera es cuando mejor uso de la pradera hay que hacer, para lo cual resulta fundamental llevar a cabo un monitoreo permanente. En ese contexto, se debe establecer un pastoreo rotacional que garantice la adecuada disponibilidad y calidad de praderas, con el fin de optimizar el consumo de materia seca y ganancia de peso del animal. Es importante que en esta etapa también se incorporen conceptos como el pesaje permanente.

Una vez finalizada la primavera, los animales llegarán a su último verano con un peso cercano a los 400 kg. Aquí se deberá decidir si llevar al animal a patios de engorda, pero si no, se deberá mantener en la pradera y entregarle suplementación de preengorda que le permitirá una ganancia de peso de alrededor de 900 gramos por día.

La engorda debe extenderse entre 50 y 70 días, y en ella debe proporcionarse raciones con alto contenido de granos para lograr la terminación y grado de cobertura grasa adecuados y pesos de hasta 530 kilos a los 18-20 meses.

Los expertos coinciden en que uno de los mayores méritos de la estrategia desarrollada por la Universidad Austral es que finaliza con un producto cárnico premium, de primera calidad.

Tan buena ha sido la recepción del modelo desarrollado por la Universidad Austral que ya existe interés de varios otros países por contar con información para poder adaptarlo a sus propias realidades.

Fuente: El Mercurio - Revista del Campo