Innovación sureña recicla plásticos y los transforma en infraestructura predial

Cercas y corrales para animales con plásticos desechados por la industria silvoagropecuaria en las regiones de Aysén, Los Lagos, Los Ríos y La Araucanía es el proyecto impulsado por Corrales Chile, emprendimiento sureño que por un lado entrega una innovadora solución a la infraestructura predial y, al mismo tiempo, se hace cargo de los residuos del sector, evitando que estos materiales sintéticos sean quemados, enterrados o razón de colapso de los vertederos.

La génesis de esta iniciativa data de 2011, cuando el matrimonio compuesto por la ingeniera agrónoma, Paola Velasco Mora y el médico veterinario, Cristián Águila, decidieron elaborar un corral modular para ovinos a partir de plásticos.

“Iniciamos el año 2011 en la región de Aysén con un proyecto de la Fundación para la Innovación Agraria. Postulamos a un concurso nacional donde participaron más de 500 proyectos y en la región de Aysén fuimos los únicos seleccionados, así que para nosotros fue súper importante, ya que fue nuestro primer gran paso”, cuenta Paola Velasco.

A los corrales modulares para ovejas, se sumó el desarrollo de un baño portátil para ovinos y corrales portátiles para terneros, proyectos que también fueron presentados a FIA.

ECONOMIA CIRCULAR

Al poco andar y gracias al conocimiento del sector agrícola se percataron que estos mismos productos podían ser elaborados a partir de plásticos reciclados provenientes de la industria silvoagropecuaria.

“Presentamos otro proyecto y creyeron en nosotros nuevamente. Nos apoyaron con financiamiento para la adquisición de equipos e hicimos una propuesta para economía circular extendiendo así la vida útil de los materiales plásticos que se desechan en los procesos productivos del sector”, dijo la profesional.

Trabajan con diferentes empresas a las que prestan el servicio de retiro de sus plásticos. También participan del programa que lleva adelante Afipa y que se llama Campo Limpio.

“Somos parte del grupo que hace la recolección y recepción de los plásticos (envases rígidos de productos fitosanitarios). Contamos con autorización del Servicio de Salud y también estamos registrados ante el Ministerio de Medio Ambiente. Declaramos mensualmente todos los tipos de envases que recibimos. A los productores y empresas les entregamos un Certificado de Destino Final que acredita que ellos se hicieron responsables de la eliminación de sus plásticos. Estos son los plásticos que procesamos y los convertimos en productos que vuelve al campo, pero ya de manera definitiva, ya que tienen una máxima durabilidad”, dice la profesional.

BAJA Y ALTA DENSIDAD

Para el proceso se utilizan tres tipos de materiales: el polietileno de alta densidad (envases de leche, detergentes, champú, baldes, tanques de agua, cajas para frutas, recipientes de formalina y bidones contenedores de diversos productos químicos); de baja densidad (cinta adhesiva, bolsas para residuos y papel film) y polipropileno (artículos de bazar, menaje, bolsas de uso agrícola y rafia sintética).

Los plásticos se recepcionan limpios y los que son de origen químico, deben cumplir el requisito del Triple Lavado, para luego de la recepción y selección, ser triturados en partículas de tamaño aproximado de dos a tres milímetros, materia prima con la que se fabrican postes y perfiles plásticos (tablas y tablones). Se genera un material resistente a todas las condiciones climáticas y apto para perforar, clavar y/o engrapar para la construcción de corrales ganaderos multiespecie, cercos de apotreramiento o perimetrales.

PROYECCIONES

En la actualidad, la empresa Corrales Chile tiene capacidad para trabajar una tonelada diaria de plásticos, pero están en proceso de la adquisición de nuevos equipos que les permita triplicar esa cantidad.

Paola Velasco reconoce que en 2020 la recepción de plásticos bajó debido a la pandemia; sin embargo, este año hubo un repunte importante.

“El interés por desarrollar una agricultura sustentable empuja a los productores a buscar fórmulas para hacerse cargo de sus residuos. Es así como ha aumentado el número de agricultores y empresas agrícolas que siguen un camino amigable con el medio ambiente”, recalca Paola.

En la actualidad Corrales Chile también comenzó una nueva línea de negocio denominado ‘Desarrollo Urbano’ con la creación de nuevos productos como son las bancas plásticas, deck’s, mesones, maceteros y otros productos afines”, finaliza.

Fuente: http://www.camposureno.cl/