La mega empresa lechera Olam evalúa retirarse de Uruguay

La mega empresa lechera Olam evalúa retirarse del país; la gigante asiática expresa que  el precio insuficiente de la leche y el crecimiento de los costos,  sumados  los problemas sanitarios que no puede superar, serían los motivos de su retiro de la cuenca lechera, generando un desfavorable impacto en el sector.

Antecedentes

En el año 2006 se estableció la New Zealand Farming System por parte de los directores y ejecutivos  de PGG Wright- son para aplicar en el país la tecnología de Nueva Zelanda en tierras agrícolas de bajo costo en Uruguay, pero en el 2011 la sequía  en aquel año y la caída de los precios afectó su capacidad de financiar con deuda el negocio.

La empresa Olam de Singapur adquirió el emprendimiento con una línea de crédito de US$ 100 millones, pasando a controlar el 100% de la propiedad de la empresa; sin embargo la compañía sufrió una pérdida de US$74 millones que superó los US$65 millones de deuda del año anterior.

El modelo de negocios propuesto era la incorporación de tecnología y tambos a una escala de alta productividad y rentabilidad tomando como unidad 300 hectáreas con mil vacas.

Crisis Sanitaria

Olam no logró detener y erradicar los brotes de brucelosis y tuberculosis que afectaron sus rodeos; el Fondo de Indemnización del Ministerio de Ganadería a diciembre del 2020, del total de todos los productores que tenía para pagar, el 85% fue para Olam. Se sacrificaron miles de animales y se intentaron varios métodos pero no lograron durante 12 años eliminar el problema.

Números

Olam concentró en Florida su actividad, al cerrar las unidades de Rocha y Colonia;  es proveedora de Conaprole y alimentos Fray Bentos que recibe de Olam el 50% de materia prima.

Olam remite por día 300 mil litros diarios lo que hace un promedio de 100 millones de litros anuales representando el 10% de toda la producción lechera nacional.

De las 700 mil lecheras que tiene el país, 40 mil pertenecen a la empresa asiática, o sea un 6% del rodeo.

Fabían Hernández de la Sociedad de Productores de Leche de Florida comentó a algunos medios que si bien la empresa no ha comunicado su retiro, seguiría produciendo en Florida 90 días mas y luego cerraría definitivamente, «generando una enorme pérdida depuestos de trabajo y reduciendo en un 7% la remisión de leche a todo el sistema, que recibe de Florida el 30% de la producción lechera de todo el país.».

(Datos tomados de Blasina y Asociados)

Fuente: https://www.carasycaretas.com.uy/