La receta de la tarta de yogurt griego que te ayudará a mantener la línea

Los grandes cambios físicos empiezan por la fortaleza mental. Uno de los principales problemas que nos encontramos cuando comenzamos una dieta o una nueva rutina de ejercicios es que no conseguimos darle continuidad más de dos o tres días. Por eso, los expertos señalan que uno de los factores principales para lograr el éxito es ponerse metas realistas a corto plazo. Seguirlas puede marcar la diferencia en que nuestro cuerpo consiga realmente un cambio en profundidad, de hasta 10 kilos, en apenas cuatro semanas.

En la misma línea: si lo aconsejable para llevar una vida plenamente sana es hacer entre una y dos buenas sesiones de cardio (bicicleta, natación, carrera…), se debe comenzar con caminar rápida unos 7-8 kilómetros. Son pequeños matices que pueden marcar la diferencia, tal y como señala el experto Joel Torres.

A la hora de adelgazar lo importante es saber qué comer y, sobre todo, el evitar aquello que nos encanta y que nos hace engorar. Sin embargo, existen diferentes postres para saciar nuestro lado más goloso y disfrutar con deliciosos postres. Uno de ellos es la deliciosa tarta de yogurt griego. Y es que este tipo de lácteos es un aliado fundamental a la hora de perder peso.

Un yogur puede aportar alrededor del 49% del calcio que tu cuerpo necesita al día, un 38% del fósforo, un 18% de potasio y un 12% del magnesio.

La mejor opción para saber que estás comiendo un yogur sano es sin duda alguna hacerlo tú mismo en casa. A continuación, te dejamos una sencilla receta para elaborar este postre de forma fácil y para la que solo necesitarás una olla, un termo y un termómetro:

Ingredientes para hacer yogur casero

-250 ml de leche entera

-1 cucharada sopera de yogur natural

- 1 cucharadita de azúcar o miel

 

Yogur casero, paso a paso

-Vierte la leche en una olla, y calienta durante 10 minutos a uno 90 grados sin que llegue a hervir. Se recomienda comprobar la temperatura con un termómetro.

-Después, saca del fuego y echa la leche en un termo con la cucharada de yogur. Deja reposar, aproximadamente durante una media hora, hasta que baje a unos 45 grados.

-Añade una cucharada de azúcar o miel para darle un sabor más dulzón y mezcla bien.

-Tapa el termo y espera cuatro horas para que los fermentos hagan su trabajo.

-Pasado ese tiempo, abre, escurre con un colador fino el suero, remueve y reparte el contenido en vasos con tapa.

Fuente: https://www.lne.es/