Gigante lácteo europeo incrementará un 40% sus inversiones en sostenibilidad

La cooperativa láctea europea Arla Foods se compromete a aumentar un 40% su inversión en sostenibilidad en los próximos cinco años. Así, invertirá más de 4.000 millones de euros en sostenibilidad, digitalización, nuevas tecnologías de producción y desarrollo de productos, al tiempo que aumentará sus dividendos hasta más de 1.000 millones de euros para apoyar a sus propietarios agricultores en su camino hacia la sostenibilidad.

A nivel mundial, la demanda de productos lácteos está creciendo y, al mismo tiempo, los consumidores son cada vez más conscientes y esperan que los alimentos que consumen sean saludables y asequibles, y que se produzcan de forma responsable y sostenible. En los próximos cinco años, se espera que el mercado mundial de productos lácteos crezca un 2% cada año. En Oriente Medio, África y los países de Asia-Pacífico, el aumento de la población impulsará una mayor demanda de productos lácteos. En Europa, donde los lácteos han sido una parte más integral de las comidas diarias durante muchos años, los consumidores buscan ahora productos que satisfagan sus necesidades dentro de la salud y el bienestar, la comodidad y la producción sostenible.

Con esta perspectiva global y sobre la base de su estrategia Good Growth 2020, que asegura el crecimiento y las posiciones de liderazgo en el mercado tanto en los territorios como en las categorías de productos lácteos y en sus marcas globales, en los próximos cinco años Arla está preparada para aumentar sus inversiones hasta los más de 4.000 millones de euros en esta materia. La cooperativa acaba de anunciar una nueva política de retención que asigna un mayor pago suplementario de más de 1.000 millones de euros durante el próximo período de estrategia para apoyar a sus propietarios agricultores en su viaje de sostenibilidad. A partir de ahora, el pago suplementario será de 1,5 euros por kilogramo de leche, lo que supone una subida de un tercio del precio aumentando 50 céntimos el litro, siempre que la empresa logre un beneficio neto anual de al menos el 2,8% de los ingresos y se pagará en dos plazos en marzo y septiembre en lugar de sólo una vez al año.

«Con nuestra estrategia Good Growth 2020 creamos la receta adecuada para hacer crecer nuestras marcas  e invertir en acciones sostenibles en toda nuestra cadena de valor, asegurando al mismo tiempo un precio de la leche competitivo a nuestros propietarios agricultores. Partiendo de esta exitosa plataforma, nuestra nueva estrategia Future26 llevará a nuestra cooperativa al siguiente nivel, hará crecer nuestro negocio global de forma responsable para satisfacer los cambiantes hábitos alimenticios de los consumidores y su creciente demanda de productos lácteos producidos de forma sostenible y mejorará los retornos para nuestros propietarios de granjas», afirma el consejero delegado de Arla Foods, Peder Tuborgh.

En los próximos cinco años,  aumentará sus compromisos para cumplir el objetivo de 1,5 grados establecido por el Acuerdo de París. Los ganaderos propietarios de Arla se han comprometido a acelerar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar el objetivo científico del 30% en 2030. En todas sus operaciones, Arla ha elevado su objetivo a una reducción del 63% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, que cumplirá acelerando su conversión a la electricidad verde, las flotas libres de fósiles, haciendo que todos los envases sean reciclables y teniendo cero plásticos vírgenes en los envases de marca para 2030.

Fuente: https://financialfood.es/