Presidente de Fedeleche advierte aumento de la brecha entre costos de producción y precio de la leche

“El precio de la leche se ha quedado atrás respecto de los costos de los insumos agrícolas. Necesitamos tener un precio fuerte y firme, de lo contrario, no va a ser posible seguir aumentando la producción, y eso no es bueno para Chile”, dijo Marcos Winkler.

El déficit hídrico y la utilización de suplementos alimenticios han elevado los costos de producción en el sector primario lechero,  escenario que genera preocupación entre los productores nacionales por sus impactos en los niveles productivos y por la brecha que se viene generando respecto de los precios que reciben por su leche

Este tema, que ha sido recurrente en la agenda del año, fue nuevamente abordado en profundidad por el presidente de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), Marcos Winkler, en el programa Campo al Día de Radio Sago.

“El primer semestre de este año tuvimos una sequía otoñal que fue bastante complicada, provocó una menor producción de leche como de forraje, y obligó a suplementar de forma más temprana concentrados y reservas, y en algunos casos, llevó una mayor compra. Además de eso, en 2021 se sumó a un aumento de costos que responde a un nuevo factor como es la logística, lo que ha hecho que algunos insumos, como fertilizantes o los granos que se traen desde el extranjero, subieran de forma muy importante”, explicó Winkler en el marco de  la entrevista.  

El presidente de Fedeleche aclaró que este escenario ha incrementado la brecha entre el aumento de los costos de producción y el precio de la leche cruda.  “Hasta acá vemos un aumento de los costos de aproximadamente de un 30% respecto del año pasado, y un alza del precio de la leche en torno a un 15% (…)  el precio de la leche se ha quedado atrás respecto de los costos de los insumos agrícolas”, aseveró.

¿Qué se puede esperar?

De cara al cierre de año y las perspectivas para el próximo, el presidente de Fedeleche dijo que “hasta ahora la primavera ha permitido juntar el forraje necesario”, aunque añadió que el equilibrio es frágil,  toda vez que “si deja de llover, podríamos tener un verano seco, y de mantenerse la falta de lluvia nuevamente una sequía otoñal, lo cual sería muy complicado, especialmente para la ganadería familiar campesina”.

En este sentido,  aseguró que, “necesitamos tener un precio fuerte y firme de la leche, de lo contrario, no va a ser posible seguir aumentando la producción  y eso no es bueno para Chile”.

Winkler descartó inacción de parte de los productores y resaltó que se están adaptando para afrontar este escenario, incorporando procesos sustentables y tecnologías que permiten reducir los impactos de la escasez hídrica, apuntando que, de todas maneras, se necesitará incentivar la producción primaria de leche para sostener los niveles productivos.   

Fuente: Comunicaciones Fedeleche FG con información de la Radio Sago.