Productores de queso estadounidenses obtienen victoria por uso de nombre genérico

La decisión dice que todos los queseros, no solo los de Francia y Suiza, pueden continuar creando y comercializando queso bajo ese nombre común.

El Consorcio para Nombres Comunes de Alimentos, el Consejo de Exportación de Productos Lácteos de los Estados Unidos, la Federación Nacional de Productores de Leche y una coalición de partes interesadas en los productos lácteos prevalecieron en su batalla para usar el nombre genérico.

"Esta es una victoria histórica para los productores de leche y los queseros estadounidenses, y sienta un precedente vital en la batalla mucho más grande y en curso sobre los nombres de los alimentos en los Estados Unidos", dice Jaime Castañeda, Director Ejecutivo de la CCFN.

El tribunal dice en su fallo que los argumentos de los franceses y suizos eran insuficientes, y que CCFN presentó pruebas abrumadoras de que los compradores de queso en los Estados Unidos entienden que gruyere es un término genérico sin correlación con el lugar donde se produce.

 

Bruselas lamenta diferencias con EE.UU.

La portavoz comunitaria de Comercio, Miriam García, explicó este viernes en rueda de prensa que las "normas de etiquetado y los derechos de propiedad intelectual son territoriales".

Gruyère es "una indicación geográfica protegida en la UE y Suiza y la denominación tiene protección en el territorio europeo y los terceros países que tienen un acuerdo con la UE sobre indicaciones geográficas", señaló. Estados Unidos no está entre ellos.

La respuesta se produce después de que un juez concluyera hace unos días que el término "gruyère" era tan genérico en Estados Unidos que no podía ser considerado exclusivo de los titulares de la indicación geográfica, es decir, los productores de Francia y Suiza.

Un consorcio de productores suizos y franceses había presentado una demanda ante un tribunal de Virginia (EE.UU.) después de no lograr registrar en Estados Unidos la marcam "gruyère".

“Por supuesto podemos recurrir a los tribunales nacionales en la UE y en los países con los que tenemos acuerdos para defender nuestros derechos. Desafortunadamente en EE.UU. hay un enfoque distinto y tendríamos que entrar en contacto para ver si podemos encontrar soluciones", dijo la portavoz.

El enfoque territorial en la UE supone que "un producto etiquetado como gruyère producido en un país tercero no puede ser comercializado ni vendido en el territorio europeo", indicó la portavoz.

Es decir, los operadores estadounidenses que utilicen el término gruyère "no podrán comercializar ni vender sus productos en la UE ni en los países con los que la Unión tenga un acuerdo", añadió.

La oficina de propiedad industrial de Estados Unidos "también aplica el principio de territorialidad", pero en relación con las indicaciones geográficas de su propio territorio, indicó la portavoz.

Fuente: Noticias de Agricultura