El reciclaje de potes de yogurt y postres, y cajas de leche, llega a la Región de O’Higgins

Pese a que el reciclaje sigue siendo la opción más elegida por la ciudadanía para contribuir al cuidado del medio ambiente, este proceso aún tiene un alcance muy limitado dentro del país. Según cifras del Ministerio de Medio Ambiente, cada persona genera 1,19 kilos de residuos al día y sólo el 1% de ellos se recicla. Para contribuir a esta situación, Soprole, en el marco de su programa Sonrisa Circular, anunció la extensión de una iniciativa que promueve el reciclaje por medio de la recolección domiciliaria, para así ampliar la cobertura y la posibilidad de que más personas puedan reciclar. Esto, además, considera de manera inédita la recepción de potes de yogurt y postres, y cajas de leche, las cuales podrán tener una segunda vida y evitar que lleguen a rellenos sanitarios.

En Chile, para que un envase sea reciclable tiene que cumplir las siguientes condiciones: que exista un sistema de recolección y se desarrollen alternativas de valorización. Por eso, hay envases que técnicamente pueden reciclarse, pero no reciben un tratamiento adecuado. Tal es el caso del plástico de los potes de yogurt y postres hechos de poliestireno (PS) y de los envases de leche, que hoy tienen como destino principal los rellenos sanitarios. Entendiendo esta problemática, Soprole creó el programa Sonrisa Circular, el cual busca proponer una solución integral al tratamiento de residuos que genera la industria láctea a través de tres líneas de acción: implementar puntos limpios para reunir potes de yogurt y postres, posibilitar su valorización, entregar nuevas alternativas de reciclaje para los envases y fomentar la economía circular utilizando el plástico reunido como insumo para fabricar mesas y sillas para plazas, de manera que los vecinos y vecinas puedan disfrutarlas para hacer picnic y disfrutar momentos juntos.

”El plástico PS hasta ahora no se reciclaba de forma regular, y es por eso que durante años buscamos diferentes soluciones para reciclar nuestros envases. Por esto, en línea con nuestro propósito de generar sonrisas, tomamos la decisión de buscar soluciones a largo plazo y que pusieran al centro, generando alianzas con expertos en la materia, para favorecer el derecho de las personas de vivir en un ambiente libre de contaminación, entregándoles la posibilidad de reciclar este tipo de materiales con envases de todas las marcas”, señala Sebastián Tagle, Gerente General de Soprole.

 

Retiro a la puerta de tu casa

La recolección domiciliaria es uno de los pilares fundamentales del programa Soprole Sonrisa Circular, y se lleva a cabo con el apoyo de Recológico, empresa chilena que ofrece este servicio a más de 40 comunas de la Región Metropolitana y que hoy amplía su cobertura a comunas de la Región de Valparaíso y O’Higgins.

“Con este proyecto podemos contribuir en forma más consistente al cuidado del medio ambiente, siendo pioneros, acercando a las personas al reciclaje y asumiendo el desafío de disminuir los residuos que genera la industria de la cual formamos parte. Recológico es una empresa familiar admirable, que ha generado un modelo que le permite hoy retirar en forma gratuita residuos en más de 70 mil hogares de la RM y que hoy beneficiará a miles de familias de Valparaíso y O’Higgins”, comenta Tagle.

“Esta alianza nos ha permitido hacer una gran contribución al planeta. En Chile, el material PS no se podía reciclar y gracias a esta alianza con Soprole hoy sí lo estamos logrando. Creemos que el compromiso de las empresas es clave para lograr cambios y el que hoy estemos llegando a dos regiones más es un tremendo paso que sólo traerá beneficios a las futuras generaciones”, señaló Leslie Estay, gerenta general de Recológico.

 

Fuente: http://lanoticiaonline.cl/