Consumo de leche para un invierno saludable

El invierno para muchos es sinónimo de, por ejemplo, sopaipillas, sin embargo, el consumo en exceso de esta y otras comidas puede perjudicar la salud de las personas, en especial durante esta época en que a raíz del frío la actividad física es más difícil de mantener.

Al respecto, los expertos recomiendan respetar los horarios de alimentación, realizando colaciones saludables para evitar pasar muchas horas sin comer. No obstante, las porciones de los alimentos, no se deben exceder en carbohidratos como arroz, papas o pastas.

A su vez, el consumo de agua para mantenerse hidratado es fundamental en el invierno, ya que por el frío reducimos la ingesta de líquidos. Por ejemplo, se puede consumir té, aguas de hierbas, agua de cocción de frutas, entre muchas otras opciones que ayudarán al organismo.

Las verduras, por su parte, son el aliado predilecto de una buena dieta, por lo que los especialistas recalcan que acompañar las comidas con ensalada fresca, aportará fibra, la cual ayuda a la digestión y a generar una sensación de saciedad.

En cuanto a otros platillos que destacan por su aporte al cuerpo humano están las legumbres. Estas  poseen carbohidratos, fibra y micronutrientes esenciales para el organismo. Es importante señalar que su consumo es mejor con bastantes verduras y sin embutidos.

El consumo de preparaciones típicas chilenas como por ejemplo la carbonada, el charquicán, o la cazuela, aumenta por ser saludables y combatir el frío, Sin embargo, en exceso aportan más carbohidratos de lo que corresponde generando con ello un desequilibrio en la dieta. A tener mesura en su consumo.

Para las conocidas colaciones de media mañana o media tarde, se sugiere el consumo de leche descremada caliente con café o té, evitando el azúcar o endulzante. También se puede preferir chocolate caliente en polvo sin azúcar y reducido en calorías, los cuales se pueden encontrar en cualquier supermercado.

Por último, la realización de actividad física es la recomendación principal de los especialistas, quienes en esta época señalan que son mejores los lugares cerrados, como el gimnasio o la casa, para evitar exponerse tanto al frío. En este sentido, siempre es bueno mover el cuerpo por al menos 30 minutos un día a la semana, adecuando esta rutina al día a día.

 

Fuente: https://www.latribuna.cl/