Nueva Zelanda a punto de erradicar el Mycoplasma bovis de su ganadería

El país está próximo de erradicar una dolorosa enfermedad de su rebaño de 10 millones de cabezas de ganado, tras una agresiva campaña de cuatro años que costó cientos de millones de dólares y dejó un saldo de más de 175 000 vacas muertas.

El ministro de Agricultura, Damien O’Connor, dijo que 271 granjas habían sido limpiadas de Mycoplasma bovis, y solo un hato en el país aún tenía la enfermedad bacteriana. Nueva Zelanda sería el primer país que ha logrado arrasarlo por completo. (Lea: Aprenda más sobre Mycoplasma bovis)

En una entrevista con The Associated Press, O’Connor dijo que había sido un proceso traumático para los agricultores afectados. Si se encontraba una infección en una granja, incluso las vacas sanas eran sacrificadas para asegurar que la enfermedad fuera erradicada.

“Diría que todos los ganaderos estaban muy descontentos por tener que sacrificar su hato”, dijo O’Connor. “Estas son personas que tienen fuertes conexiones, compromiso e inversión en sus animales”, agregó.

La agricultura es la mayor fuente de ingresos de exportación de la nación y es vital para su economía. Cuando la enfermedad de Mycoplasma bovis se descubrió por primera vez en Nueva Zelanda en 2017, provocó una gran respuesta del Gobierno, que concluyó que había una oportunidad única para eliminarla antes de que se extendiera ampliamente.

Encontrado en el ganado en los EE. UU. y Europa, Mycoplasma bovis es una bacteria que puede causar que las vacas desarrollen mastitis, neumonía, artritis y otras condiciones dolorosas. Este mal no se considera una amenaza para la inocuidad de los alimentos, pero las enfermedades resultantes en las vacas pueden causar angustia y dar como resultado una menor producción de leche y carne.

O’Connor explicó que el predio en donde hay presencia de la enfermedad era un patio de alimentación donde el ganado engordaba antes del sacrificio. Sin embargo, confirmó que esta finca quedaría limpia a finales de este año, y que tomaría varios meses más de monitoreo en todo el país después de eso para declarar la victoria.

“Es enormemente significativo, y creo que hay otros países que tienen M. bovis que también buscarán obtener más información sobre sus opciones para erradicar”, apuntó el funcionario. (Lea: Conozca cómo se presentaron casos de neumonía en bovinos en clima frío y cálido)

El costo final del programa de erradicación probablemente estará ligeramente por debajo de los 886 millones de dólares neozelandeses (580 millones de dólares) presupuestados, dinero que se destinó a operaciones, vigilancia y compensación. El Gobierno se hace cargo de la mayor parte de la cuenta, y también contribuyen los agricultores y la industria ganadera.

 

 Fuente: https://www.contextoganadero.com/